Consejos de diseño para oficinas pequeñas

En la actualidad, el hecho de contar con oficinas con poco espacio nos limita a la hora de organizar, pero con un poco de imaginación se puede lograr un diseño elegante que muestre nuestra identidad y profesionalismo. En este artículo te damos a conocer los mejores consejos de diseño para oficinas pequeñas.

Decora tu espacio con objetos personales a la vista de los demás, de tamaños sutiles, pequeños, y sencillos pero sin exagerar para transmitir un poco de lo que eres.

El escritorio tiene que estar en el lugar central o donde tenga cercanía a alguna ventana de la habitación, nunca se debe de dar la espalda a la puerta o ventana. Esto genera mayor dominio e importancia.

El tamaño del escritorio tiene que ser amplio para que no se vea desorganizado o desordenado. Recuerda combinar el color del escritorio con el color de las paredes y los demás muebles.

Tiene que existir una relación coherente entre los muebles, alfombras y persianas o cortinas y el color que tienes en tus paredes, ya que si no se tiene esa relación, no podrá reflejarse nada de lo que quieres transmitir. Siempre debes combinar todo con la alfombra y los mobiliarios existentes.

Los colores de la zona de trabajo pueden desarrollar que tu personal se desempeñe de la manera que tú quieres. Los colores rojo y violeta transmiten energía y creatividad, mientras que los colores verde y amarillo dan felicidad y tranquilidad.

Los colores claros dan una excelente luz, si quieres complementarlas usa un color fuerte en otras paredes como amarillo y siga viéndose luminoso.

El diseño de oficinas pequeñas complementado con colores iluminados hace que tu espacio luzca más grande.

Haz que la combinación de colores no parezca extraña, recuerda que los colores del piso son los más oscuros, después los medianos van en las paredes y los colores del techo los más claros.